96 155 03 26

Historia

Historia Salesiana

A mediados del siglo XIX, toda Europa vive el ritmo de la revolución industrial y de grandes cambios culturales y políticos.Como en toda situación de cambio, hay colectivos que quedan afectados: los jóvenes más pobres; en especial, las chicas.

En este momento histórico nacen dos sueños en el norte de Italia:

Don Bosco, un sacerdote que apuesta toda su vida por la educación de los jóvenes desde un estilo educativo que rompe con los esquemas de la época

 

María Mazzarello, una mujer profundamente creyente con una fuerte intuición educativa.

Turín y Mornese, dos historias que convergen convirtiéndose en un único proyecto educativo a favor de los/las  jóvenes más necesitados.

En 1862 Madre Mazzarello empieza el primer taller de costura para las chicas.

En 1864 Don Bosco visita con sus muchachos Mornese. Es el momento de encuentro.

Madre Mazzarello intuye que “eso” que Don Bosco está haciendo con los chicos en Turín, es lo mismo que ella está realizando con las chicas de Mornese.

Así, el 5 de Agosto de 1872, once jóvenes entre las que está María Mazzarello,profesan por primera vez en el Instituto de las Hijas de María Auxiliadora. El Instituto de las Hijas de María Auxiliadora ha ido creciendo hasta nuestros días. Un proyecto de educación para los/las jóvenes, especialmente para aquellos que tienen mayor necesidad, está presente y vivo en todo el mundo, haciendo realidad el sueño de Don Bosco y Madre Mazzarello.

Don Bosco viene a España a visitar a los salesianos de Sarriá-Barcelona y a recaudar fondos entre la burguesía catalana para seguir realizando su proyecto educativo de formación entre los jóvenes más pobres.
Estando de visita en las escuelas profesionales y paseando por sus alrededores, Don Bosco, anuncia la llegada de las salesianas a España:

Hay que comprar aquella casa, la Torre Gironella, pues antes de que acabe el año vendrán las hermanas”.

Se cumplió la profecía. Las hermanas llegan en Abril de 1886.

Nuestra Historia

El barrio llamado Poble Nou está muy lejos de la parroquia. Se piensa crear un centro donde se enseñe la doctrina y pudiera celebrarse la misa dominical en la barriada.

En el año 1905, Dña. Pilar Villalva donó el solar enclavado en el Poble Nou.

Inmediatamente empezaron a trabajar con el fin de obtener el dinero necesario para levantar el edificio; guiados y animados por el capellán de la parroquia de la Asunción D. Joaquín Vidal Andreu.

El 29 de Abril de 1906 se colocó solemnemente la primera piedra. El edificio pudo verse concluido gracias a la ayuda material de muchos torrentinos y habitantes de la barriada; algunos hombres trabajaron desinteresadamente con sus carros acarreando cal, ladrillo y grava.

De esta forma se construyó una capilla para celebrar misa todos los Domingos, y dos amplios salones donde acudían algunas mujeres a impartir la catequesis dominical a las niñas.

El 19 de Septiembre de 1919, llegan cuatro salesianas: Sor Irene Sagastogoitia, quien ejercería las funciones de directora, Sor Dolores Maset, Sor Carmen Herrera y Sor Esperanza Díaz. Pronto empiezan las clases: jardín de infancia, de grado, labor, pintura, música y oratorio festivo.

El día 24 de Septiembre llegaba a esta casa la primera imagen de María Auxiliadora: “…al oscurecer nos llegó una imagen de María Auxiliadora mandada por nuestras Hermanas de Valencia y enseguida fue colocada en una urna que hay al lado del altar. Con gran satisfacción vemos a nuestra Madre en esta capillita…”
A los dos meses de haber llegado las Hermanas, en la crónica de dia 19 de Octubre, leemos lo siguiente: “…Hoy ha habido Eucaristía en la Escuela Dominical siendo numerosísima la gente que acude. El sacerdote ha hablado a las niñas y adultos sobre la devoción a María Auxiliadora y sobre las obras de nuestro Venerable Padre Don Bosco. Con gran satisfacción por nuestra parte, pues por primera vez hemos oído hablar en nuestra capilla de nuestra Celestial Madre en su título de Auxiliadora, y de nuestro Venerable Fundador.”

Corren los acontecimientos

A partir del 20 de Julio de 1920 ya se cita con frecuencia en la crónica: “…la presencia de las socias de la Archicrofradía…”y desde el 31 de Enero de 1921: “… acude a la celebración la Junta Local de la Archicofradía…” Sin estar inscritas en el Registro de la Archicofradía de Turín trabajan y están organizadas con el estilo indicado en el Reglamento escrito por el mismo Don Bosco.

Con sencillos pasos fueron transmitiendo las primeras Hermanas a las jóvenes, madres y padres de Torrent la devoción y la confianza en María, a la par que iba tomando cuerpo otra rama de la Familia Salesiana: la Asociación de María Auxiliadora.
El Diploma conferido por Don Pietro Ricaldone, veinte años más tarde, fue bien merecido por el grupo de personas que vivieron su cristianismo con un compromiso, dar a conocer la Virgen de Don Bosco, María Auxiliadora.

La devoción a María Auxiliadora se propaga enseguida y se forma la Archicofradía.
El 6 de Abril de 1930 se instituye la Asociación de Antiguas Alumnas.

Años de ausencia

Estamos en Torrent hasta 1936. Momento en el que las hermanas dejan el Colegio por primera vez y se van con familias que las acogen durante la Guerra Civil.

El 29 de Marzo de 1939, vuelven y encuentran la casa en un estado muy lamentable; no había ni un solo mueble.
Por orden del gobierno acudieron unos albañiles para hacer algunas reparaciones, buscan los muebles y empiezan con las actividades. El 24 se celebra la primera misa a la que acuden muchísimas alumnas y antiguas alumnas.
No pueden sobrevivir, no tienen medios para seguir adelante. Las superioras deciden que cierren la casa por segunda vez.

En estos años de ausencia de las hermanas, las Antiguas Alumnas y Archicofradía de María Auxiliadora siguen celebrando las fiestas de María Auxiliadora, Madre Mazzarello y San Juan Bosco en la parroquia de la Asunción. No dejan morir la llama que un día encendieron las hermanas.

Vuelta de nuevo

El 29 de Agosto de 1954, llegan: Sor Elena Sánchez, como directora; ayudada por Sor Cándida Sanz, Sor Consuelo Jordá y Sor Ana Maria Iragui.
Así narran nuestras crónicas su primer día en Torrent: “se da reapertura a esta casa con gran júbilo por parte del pueblo, ya que hace muchos años están trabajando por la vuelta de las hermanas …”.

Noticies_val_clip_image002

El tres de Octubre se comienza la matrícula de las alumnas, empiezan las clases y, así, iniciamos una obra que dura hasta nuestros días. Seguimos con todas las obras: catequesis y oratorio. En todo se cuenta con la colaboración de las Antiguas Alumnas y las devotas de María Auxiliadora.

Comienza la nueva comunidad

La comunidad, en el curso 1975-76, hace un Estudio Socio-Económico y lo presenta al Consejo de Administración de la Caja de Ahorros de Torrent. Entre ambas instituciones se establece un acuerdo y en este curso comienza el Centro de Orientación y Promoción para poder res­ponder a las necesidades urgentes en la ciudad de Torrent. Comienzan a trabajar dos hermanas en los locales de la Caja de Ahorros; imparten cursos de cocina, corte, higiene familiar, alfabetización y certificado de estudios.
En el año 1992 se forma una nueva comunidad en Torrent, Laura Vicuña, para poder seguir más de cerca y como obra propia la labor social. En el año 2001, se abren otros locales para poder ampliar la acción educativa.

Nuestra misión ininterrumpida

Han pasado muchas hermanas por esta comunidad. Se han producido muchos cambios en las leyes escolares, pero siempre hemos intentado estar abiertas a las necesidades de nuestro barrio y de todas las personas que frecuentan nuestra casa.

Los seglares, muy identificados con nuestro carisma, siempre han sido de gran ayuda a nuestra misión educativa. Todos juntos vamos llevando adelante la gran labor de educar integralmente a nuestros/as chicos/as y jóvenes.

Somos una gran familia que acoge a profesoras/es, a padres, a madres, a alumnas/os, a Antiguas/os Alumnas/os, a la Asociación de María Auxiliadora, a monito­ras/es del Centro Juvenil, a las Hijas de María Auxiliadora, y a simpatizantes de la obra salesiana en Torrent. Esperamos que esta gran familia nunca deje de crecer.
Damos gracias a María Auxiliadora y a la ciudad de Torrent, que han hecho posible nuestra permanencia y pedimos que en el futuro el carisma de Don Bosco y Madre Mazzarello siga vivo.

×